Un bebé de 20 meses se convirtió en el jugador de fútbol profesional más joven

Tras firmar un contrato con el equipo belga FC Racing Boxberg, un niño de solo 20 meses de edad se convirtió en el futbolista profesional más joven del mundo.

En lo que es ya una firma histórica, teniendo en cuenta que la criatura no podía ni siquiera pronunciar la palabra “fútbol”, el entrenador del equipo comentó que se trataba de una decisión obvia debido al talento de Bryce.

Su control del balón es increíble para alguien de su edad.

fred

Sabio

Sin comentarios

Añadir comentario