La pizza hawaiana no nació en Hawái

La pizza hawaiana no nació en Hawaii. El canadiense de origen griego Sam Panopoulos declaró haberla creado en el restaurante Satellite de Chatham, Ontario, Canadá, en 1962. Inspirado en parte por su experiencia preparando platos chinos (que suelen mezclar sabores dulces y salados), Panopoulos probó ingredientes como la piña, el jamón y otros toppings nada comunes (y poco populares) para la época.

La combinación se hizo tan famosa que es, según encuestas, la favorita en Australia y la más disponible en el Reino Unido. Sin embargo, en los Estados Unidos, lideró el ranking de los peores ingredientes de pizza junto con las anchoas y los champiñones. Muchos italianos también se han mostrado horrorizados por lo que ven como una aberración en su comida más célebre junto con la pasta.

En Alemania, se la considera una variación de la Toast Hawaii, tostada que lleva jamón, queso y piña, popularizada por el primer cocinero televisivo alemán Clemens Wilmenrod en 1955.

Hoy en día, la pizza hawaiana suele llevar una base de queso fundido y tomate que se aliña con jamón y piña, aunque algunas versiones incluyen tocino, gambas, cerezas, pimiento rojo, champiñón, cebolla y/o jalapeño.

fred

Sabio

Sin comentarios

Añadir comentario