El primer código de barras se imprimió en unos chicles marca Wrigley’s

El inventor Joe Woodland dibujó el primer código de barras en la arena en Miami Beach, pero hubo que esperar décadas para que la tecnología pudiera hacer realidad su visión.

La idea era crear un código de algún tipo que pudiera imprimirse en los productos y ser escaneado, para que las colas de los supermercados se movieran más rápido. Este pedido, en realidad, surgió por parte de un director de supermercado desesperado.

La noche anterior al día en que los códigos de barras se hicieron realidad, un equipo de la marca Marsh se dedicó a llenar los productos de un local de dichos códigos mientras que la gente de la Caja Registradora Nacional de los Estados Unidos instalaba scanners y ordenadores. El primer producto en ser escaneado fue un paquete de chicles Juicy Fruit de Wrigley’s, elegido porque, hasta el momento, nadie estaba seguro de que se pudiera imprimir un código en un producto tan pequeño.

fred

Sabio

Sin comentarios

Añadir comentario