A Springsteen no le gusta que le digan “El jefe”

Springsteen obtuvo su famoso apodo “The Boss” durante una época de su vida en la que su banda tocaba en bares o pubs y le tocaba cobrar a él y repartir el dinero entre sus compañeros. Aunque algunos dicen que viene de la costumbre que tenía de jugar al Monopoly con otros músicos de la costa de New Jersey.

Pero parece que al “jefe” no le gusta que le digan “The Boss”, ya que no le gustan nada los jefes (Springsteen se identifica a sí mismo, su música y sus fans con el típico hombre trabajador promedio) pero parece que lo ha terminado aceptando.

Oracle

Master

Sin comentarios

Añadir comentario